Historia de Cachicadán

Por: Humberto Vásquez Juárez

Existe poca documentación sobre la historia preinca del pueblo de Cachicadán. Probablemente existían pequeños caseríos dispersos hasta que alrededor del año 1365 fueron influen­ciados y absorbidos por una nueva ideología política, social y religiosa al ser sometidos al Imperio Incaico por el ejército del Inca Huayna Cápac. Este joven monarca crea los mitimaes, agrupaciones que estaban distribuidas en promedio de 100 familias por ciudadela.

Durante esta época, Cachicadán y los cerros de los alrededores eran lugares de refugio y "posta" de los chasquis que transportaban el pescado fresco del Pacífico para el monarca inca cuando éste se encontraba en Cajamarca, su ciudadela de la sierra norteña.

Cuando los españoles en 1610 fundaron la villa de Santiago de Chuco, trataron de colo­nizar las tierras de los alrededores: Llaray, San José de Porcón, Cachicadán, Santa Cruz de Chuca. Se dieron entonces con la sorpresa de encontrar en los cerros vecinos Ycchal, Llaume, Huallio y Paranchocta, a los guerreros incas que ahuyentaban a los intrusos con hon­das, flechas y macanas.

Pocos restos arqueológicos han quedado de esta época, pues las construcciones pri­mitivas sirvieron de cimientos a otras. Además, los españoles y posteriormente los huaqueros terminaron con los restos que hubieran podido documentar más la historia.

Alrededor de 1790, al avanzar la cate­quización española, los religiosos agustinos llegan a estos lugares y en 1797 crean la semiparroquia de la Virgen de la Natividad del Rosario de Llaray y el convento de San José de Porcón, de los cuales Cachicadán era anexo. Es recién después de 109 años, el 15 de febrero de 1906 cuando comienza a fun­cionar como semiparroquia, hasta 1952 en que se crea la parroquia de la Virgen del Carmen del distrito de Cachicadán, fundada como tal por decreto arzobispal de Trujillo del 20 de febrero del mismo año. Se anexaron a esta parroquia el caserío de Santa Cruz de Chuca y las haciendas de San José de Porcón y Llaray, desmembrándose de la pa­rroquia de Santiago de Chuco.

Los datos que se consignan se encuentran en los archivos de la parroquia de la Virgen del Carmen de Cachicadán, en los libros del 1 al 6, donde se han asentado los bautizos, matrimonios y bendiciones que se administran desde 1797. Estos libros, cuidadosamente forrados en pergamino, constituyen un valioso patrimonio histórico para las generaciones presentes y futuras.

En los registros de municipios y bibliotecas, a Cachicadán se le menciona a partir de 1834 como "La Banda", un paraje de pastizales y pantanos, mas no como un centro poblado. En 1835 se construye la primera casa con baño termal, de propiedad de una señora de apellido Vicuña. También se relata que por ese año visita el lugar el Obispo Francisco Solano de Trujillo, disponiendo la construcción del templo.

En las cercanías de las fuentes termales se siguen construyendo casas de per­sonas importantes de Santiago de Chuco; igualmente, se registra por esos años la visitadel sabio Antonio Raimondi, para estudiar las aguas termales.

Los viejos pobladores de Cachicadán, así como los restos de construcciones, aún exis­tentes, atestiguan que el barrio más antiguo fue La Concepción. Es muy posible que en este periodo, de 1860 a 1900, en que Ca­chicadán fuera caserío de Santiago de Chuco,se haya creado una escuela mixta.

El 3 de no­viembre de 1900 el Presidente de la República Eduardo López de Romaña promulga la Ley, dada por el congreso el 15 de setiembre, ele­vando al distrito de Santiago de Chuco a la categoría de Provincia y al caserío de Cachicadán a la de Distrito.

Please publish modules in offcanvas position.