Cachicadán al encuentro del ande

Cachicadán es un pueblo con muchos atractivos culturales, históricos, medicinales y místicos.  Aquí convergen la leyenda, la artesanía, la tradición y la historia.  Es conocido por sus famosas aguas termales con propiedades curativas, que desde el "ojo" en la base del cerro La Botica, donde nacen, se desplazan a cada domicilio.  Este recurso natural se ha constituido en un negocio que atrae no sólo a turistas nacionales y extranjeros sino a toda persona que busca curar sus dolencias corporales.  Arriba del pueblo está el cerro La Botica, cuyo nombre le fue dado porque en su seno alberga decenas de plantas medicinales que los naturistas utilizan para curar cuanta enfermedad padecen sus pacientes.  Los lugareños refieren que las propiedades medicinales de las aguas se deben a que nacen precisamente en la base de este cerro.  Curiosamente, a pocos metros de donde brotan las aguas calientes aflora agua fría.  En 1859 estudió esta zona el naturalista Antonio Raimondi.  A los atractivos de este paraje se suma el paisaje urbano: las casas de adobe techadas con tejas rojas (unque poco a poco van perdiendo su atractivo con el avance de la calamina) y jardines que tienen entre sus plantas a las coloridas hortensias.  Como toda la sierra, este paraje está rodeado por hermosos paisajes que se abren paso entre los aislados bosques y las cementeras de cereales y papa que conforme avanza el día y varía la posición el sol cambian sus tonalidades.

________________________________________
Uno de los numerosos depósitos labrados en roca pura que se encuentra en el complejo arqueológico Huallío, constituye un atractivo especial de Cachicadán. 
________________________________________

o LAS VENTANAS DE HUALLIO Cachicadán alberga una rica historia aún por descubrir y divulgar.  Esta tierra fue territorio de los Marcha Wamachucos, cuya expresión cultural está vigente en los restos arqueológicos desperdigados de su territorio, allá donde el campesino pasta su ganado y vence al frío, acompañado con el silbido del viento y el eco de su voz cuando canta sus canciones andinas, cuando retorna a su humilde hogar tras la dura jornada.  En el cerro Huallío, hora y media de caminata desde la carretera que conduce a Angasmarca, hallamos una roca labrada sobre la cual los antepasados abrieron 9 ventanas.  En la parte posterior de la misma se observa un pequeño hoyo que a decir de los lugareños permanece con agua durante todo el año.  A los costados del pozo hay pequeñas ranuras labradas en la piedra en forma de canales que parecen ser la réplica de un acueducto, aunque no se aprecia nítidamente debido al deterioro de la roca.  En ese mismo complejo arqueológico encontramos numerosas "tinas" (depósitos rectangulares) labradas artísticamente y en las esquinas pequeños escalones que sirven para sentarse junto a la fuente.  Algunas están tapados con enormes rocas pulidas.  Asimismo, hay una pequeña plaza al borde del precipicio con piedras alargadas de forma fálica.  Algunos dicen que sería un reloj solar (intihuatana).  Al frente está el cerro Sagarbal, donde se observan edificaciones de piedra, cementerios antiguos.

________________________________________
Artesano de Chusgón ofrece sus canastas en Cachicadán.
________________________________________

o VIEJAS LEYENDAS Camino al cerro Huallío hay un terreno pantanoso conocido como "Pozos Hondos" con pequeños hoyos llenos de agua donde crece una especie de totora sobre el cual se tejen dos leyendas.  La primera se refiere a una campesina que cada primero de mayo sale a pastar su ganado en los alrededores, pero tan luego se percata de la presencia de alguna persona emite un silbido y con todo su rebaño se adentra en el fango.  Otra historia dice que en épocas de fuertes lluvias el lugar se oscurece con una densa neblina que impide la visibilidad, entre fuertes vientos y rayos en el firmamento que dan lugar a la aparición de una enorme serpiente que sale de los pozos.  Si alguna vez visita el lugar le contarán estos relatos.

O ANCESTRAL FLORECIMIENTO La costumbre del "florecimiento" tiene sus propios matices en este paraje.  Afirman que hasta hace 3 décadas los campesinos solían llevar su ganado hacia el cerro Huallío para florecerlo la noche de cada 30 de abril.  La ceremonia consistía en sahumar los animales con el humo que emanaba de la estufa donde quemaban ají, aceites y plantas aromáticas, con la finalidad de prevenirles enfermedades y la muerte, para así evitar las pérdidas.  Al lugar llegaba con 3 días de anticipación un personaje con facultades especiales que dirigía el ritual mágico-religioso.  El hacía todos los preparativos previos (uno de los últimos fue Lorenzo Velásquez).  Después venía la fiesta, con bebidas, comida y baile hasta la tarde del primero de mayo.  A lo lejos se observaban largas columnas de humo de las fogatas donde preparaban sus alimentos.

________________________________________
El pozo de agua que está en el lado posterior de la inmensa roca que contiene numerosas ventanas.  Observe el detalle de las ranuras que parecen réplicas de acueductos.
________________________________________

Lamentablemente el flagelo del terrorismo terminó con esta ancestral costumbre, ya que la gente no podía conglomerarse.  Ahora que la paz ha vuelto, las gentes retoman sus costumbres, aunque con nuevos matices.  Inspirados en esta tradición, los cachicadenses residentes en Trujillo han organizado un tour a su tierra natal para este fin de mes con el afán de compartir con los suyos y visitantes la noche del florecimiento; asimismo instituir la semana turística de Cahicadan.  El itinerario comprende la ceremonia la noche del 30 de abril, disfrutar los baños termales, paseo al sector Huacaz, visita al cerro Huallío y al templo de Angasmarca.

________________________________________
Hermosa flor de una de las cientos de variedades vegetales que alberga el cerro La Botica.
________________________________________

Los presentes además disfrutarán de una serie de actividades folclóricas, deportivas y culturales; de los exquisitos platos típicos (cuy, pecho de chancho) y podrán comprar la famosa artesanía y tejidos de Chusgón (frazadas, alforjas, canastas, etc.).

o DATOS PARA EL VISITANTE El distrito de Cahicadán pertenece a Santiago de Chuco, la cuna de César Vallejo.  Se ubica a 2,885 metros sobre el nivel del mar. El nombre es una palabra meztiza que significa "aquí dan sal".  Su fiesta patronal es en homenaje a San Martín de Porres.  Está a 11 horas de Trujillo.  Hay cuatro empresas de transporte que prestan servicio a ese lugar.  La mayoría va sólo hasta Santiago de Chuco, de ahí una combi lo traslada en menos de 45 minutos.  El pasaje cuesta 15 nuevos soles.  La ciudad cuenta con 8 establecimientos de hospedaje con capacidad de 120 camas, cuyo precio oscila entre los 10 y 20 soles.  Además de las casa-habitaciones, que se ofrecen a menores costos.  La comida está asegurada con 5 restaurantes, que ofrecen variados platos típicos.  Es preciso llevar suficiente abrigo para contrarrestar el frío en la noche.

________________________________________
El ojo donde nacen las aguas termales está ubicado en la base del cerro La Botica.  El alcalde de Cachicadán, Edilberto Méndez está interesado en promover el turismo a su distrito. 
_______________________________________

Please publish modules in offcanvas position.